agosto 29, 2016

Fatiga

Se viene haciendo tarde en los relojes
en los parques se mueren las palomas
y las tripas me gruñen de hambre.

Incluso beber cansa
escribir cansa
sentir cansa
morir lentamente
es lo que más cansa.

Ayer viene siendo una cruel resaca
hoy estoy nuevamente bebiendo
esperando un mañana sin fiero sol.

Estoy cansado
de beber
de escribir
de sentir
de morir lentamente
es de lo que estoy más cansado.

agosto 24, 2016

Ahora mismo

¿De qué putas hablan mis poemas?

De aquella malograda aceptación
de mis ganas
de mis carencias
de padecer una mañana con sol
la más terrible de las resacas.

Mi historial de vida
enmarca siempre el gusto eterno
que he tenido por la bebida
si desemboca en ciertos versos.

Pero aún me quedan tantas noches
tanto sentir y tantas erecciones
que pretendo como febriles lecciones
antes de tirarme al arroyo de los coches.

Ahora mismo hablo de ti
del enamoramiento casi animal
de la innecesaria bala de una escopeta
del sueño multicolor ante mi gris
de tus caderas sin sabor a sal
y de la sonrisa de este terrible poeta.

¿De qué putas hablan mis poemas?

De anidar mi ser entre tus caderas.

Soy un poeta de los malos
un hombre en busca de perenne grandeza
soy un amante de innato por naturaleza
y soy el pecho y las manos en mi falo.

agosto 22, 2016

Quizás tu boca en la mía


Quizás sea poco aún
la grandeza que a diario persigo
el andar tras tus caderas en cruz
cuando en tu orgasmo me persigno.

Quizás sea el hoyuelo en tu espalda
tus labios rojos de musa redentora
tus besos de lengua eclipsando mi nada
cuando preciso mis ganas en tu boca.

Quizás sea dios o el colorado diablo
quizás sea el ritmo divino de tus caderas
o el grosor agreste de tus lindos labios.

Quizás sean tus amables maneras
tu talante enamorando mis manos
que solo saben de versar malas maneras.

Quizás tu boca en la mía
despierta feroces utopías.

agosto 15, 2016

Toda la razón

El mundo tiene toda la razón
cuando abre la boca descorazonada
y emite a quemarropa sus burdos juicios
cuando llevan flores los muertos
y rezan por ellos un falso rosario
antes de tirarlos por el precipicio.

Los peores gobiernos
nunca ha matado a tantos cabrones
como la lengua cruelmente social
mientras beben el televisor por bidones.

Y todo el mundo tiene la razón
e indiscriminadamente mata
y luego reza por las almas
tratando de reconfortar su razón.

Al soñador se le marcan las costillas
y el hambre consistente en tener razón
aún con el pecho plagado de astillas
bombeando vida desde la sinrazón.

Ahora mismo estoy ebrio
y jodido
escucho a Tom Waits
y fumo un cigarillo
me encauso a la noche
sediento de aquella penosa fe
con la que me arrolla un feroz coche.

Soy un borracho
un soñador
un amante malsano
una sombra ante el sol
soy un pretendiente feliz
de aquel arcoiris carente de gris
y soy esa mancha en las paredes
que escribe hilvanando tus redes.

Yo solo sé del corazón
de su palpitar sabiéndome a solas
de la lejana voz de mis caracolas
lamentando que el mundo tenga la razón.

agosto 02, 2016

Mientras tanto te miro

Algunas veces
cuando no me miras te miro
un tanto poeta
y otro tanto
cual poeta lascivo
y después
cuando me notas
te beso
a lo tierno y a lo cabrón
por que también lo soy
e inevitablemente
busco un refugio
posando mi mano diestra
en el filo de tus caderas.

Y entonces me abrazas y sonríes
te suelto un nítido "me encantas"
ante lo cual respondes un apenado
"estás loco"
y es cierto que lo soy
y que lo estoy
tan cierto
y tan meramente proporcional
a la verdad de que me encantas
con tus pros y contras
con la belleza sublime
de todos tus arrebatos
de tus labios siempre metidos
en esa guerra mutua del ensueño
y en esa fragilidad
con la que tus manos
han sabido sostener firmemente
mis huevos pese a todo el desencanto.

Yo te miro
y algunas veces me pregunto
si realmente sabrás
quién diablos soy
cuando del todo me desnudo
y si después de saberme cual soy
estarás dispuesta y me amarás.

Y en mi mirada daltónica
he podido ver hermosos arcoíris
arqueando arrabales crueles
deseos de humedad en ti elucubrados
y la forma en que tus besos calman
el ardor inclemente de mis ambas pieles.

Te amo a lo borracho y a lo sobrio
siendo tibio hombre y cálido gato
siendo nada y siendo el todo
que pretende de ti su final arrebato.

Y mientras tanto
tan sólo te miro
un tanto poeta
y otro tanto lascivo.

agosto 01, 2016

Sin embargo, también

Hay demasiados coches
demasiados perros de arrabal
demasiadas deudores en los bancos
sin tener con qué diablos pagar.

Hay demasiados genios vagabundos
demasiadas putas que saben amar
demasiados artistas muertos de hambre
tragando puñados de sal de mar.

Hay demasiados vicios inútiles
demasiados televisores gigantes
demasiada estupidez contemporánea
gobernando los sueños sin talante.

Sin embargo, también
hay demasiada gente que sin saberlo
vale tanto la pena
demasiados corazones latiendo
con la boca aún sangrando y rota
demasiada grandeza esperando su cena
para brindar y alzar en la mano su copa.

Pero hay demasiados coches
rugiendo y demasiados perros ladrando
para seguir escribiendo esta noche.

Te escucho

Te escucho cuando hablas
cuando ríes
cuando lloras
cuando gimes
cuando lloras
cuando eres alma
y nada dices
cuando eres ola
y metida en mi mar existes
siendo el azul de mi calma.

Te escucho cuando fumas
cuando me piensas a lo lejos
cuando te quitas el sostén
y te vacías estando desnuda
cuando me sabes de ti perplejo
saboreando de ti el después.

Te escucho en mis sueños
cuando te escribo
cuando me tomas de los huevos
y sonriéntemente vivo.

Te escucho deambular por la alegría
que le has sabido dar a mi vida.

julio 31, 2016

Busco comprenderlo en la bebida

No puedo dormir aún
estoy un tanto ebrio
y escribo algunas torpes líneas
que tratan de decir mi todo
apenas a guturales señas.

Me fumo en solitario
un delicioso tabaco
me rasco los cojones del alma
y más que la paz busco una tregua.

Me llega el tope de esta vida
buscando sin misericordia la muerte
con su febril sonrisa cruel y demente.

Y busco comprenderlo en la bebida.

Y de tantas formas de morir
preferí la del borracho que se cree poeta
naufragando en tono gris
por no tener el cañón de una escopeta.

Quizás ya deba dormir
para soñarme vestido de asceta
dejando el trago y esto de malvivir
pendiente de la necesidad de una escopeta.

julio 29, 2016

Me preocupan las putas

Hay tantas putas por aquí
precisando en la boca un beso
o un abrazo que no les toque el culo.

Hay tantas putas por aquí
que sin siquiera fielmente serlo
follan con el pecho aún vivo y desnudo.

Sin embargo hay pocos poetas
tratando de besar en la boca a las putas
y tantos tipos con afán de ser proxenetas
dispuesto a mercar con el alma en duda.

Hay tantas putas
deseando, ser más que mujeres
radiantes y nocturnas musas
y tan pocos poetas que las pretenden.

El orden de la felicidad relativa
es una simple función cognitiva.

Me preocupan las putas y los besos
que en sus labios no llegan nunca
ni llegarán jamás a ningún lado.

Estafa

Yo le daba una moneda a diario
la depositaba en su sombrero sucio
y con ello le deseaba suerte.

Nunca pude calcular su edad
pero era contemporáneo de Matusalem
tenía un bigote blanco cargado de sal
y nunca cortaba las uñas de sus pies.

Una vez me invitó un cigarrillo
-fumaba de los caros-
y yo de buenas a primeras lo acepté
sintiéndome un menudo pelmazo.

Nunca más le di una de mis monedas
para seguir pagando su sueños de seda.

Ella no la tenía

Solía mirarme fijamente
parlotear y reir con sus amigas
mientras fumaba un marlboro blanco
me sonreía cuando se marchaba
se ajustaba al culo los vaqueros
posicionada a su diestro flanco.

Yo la veía y volvía a mi cuaderno
a escribir mis idioteces de siempre
a perseguir a toda costa la belleza
que jamás hallaría en su vientre.

Ella era muy linda es cierto
y yo un encaminado hijo de puta
que buscaba el acierto
no en una muñeca sino en una musa.

Yo la veía y volvía a mi encierro
y francamente era bellísima
pero nada en ella era un verso cierto
a pesar de sus piernas magníficas.

Solía mirarme fijamente
mientras yo me sustentaba buscando
una belleza plagada de muerte.

Y ella no la tenía.

julio 28, 2016

Loco

Más de una vez
me he dado por muerto
estando hasta el culo de borracho
y tumbado panza arriba
mientras miro la nada carcomiendo
este pecho mío nacido entre las manos.

He entendido un poco
que la vida debe vivirse a lo loco
a lo poeta
a lo cabrón
y tener a mano una escopeta
cuando moleste demasiado el sol.

Sin embargo reparo en el mañana
en el sueño que me aqueja de noche
y en la bondad que me brinda tu cama.

Sabes, cierro los ojos y escucho aún
los monosílabos de tus jadeos
y se me erecta el alma sujeta a una cruz.

Más de una vez y hasta ahora
me he sabido del todo fugaz y vivo
a pesar de la letra mala y del vicio
más de una vez he olvidado la caracola
el gris de hallarse solo si contigo
el verso en tinta azul me da un oficio.

He entendido un poco de ti
que en el arcoiris más febril
cabe la duda
y el pasado en desencanto
a pesar de tenerte bella y desnuda
acariciando con tus manos mi falo.

Sin embargo me juego todas mis cartas
todas mis canicas en un hoyo a tierra
por que la vida a tu lado me encanta.

Sabes, cierro los ojos
y te imagino diciendo: "estás loco".

julio 27, 2016

Shalom

Me gusta mirarte dormida sin sostén
acariciarte lentamente los cabellos
besarte los hombros mientras suspiro
me gusta tener entre los míos tus pies
anclar estas manos torpes a tus senos
y soñar entre tus piernas ciertos caminos.

Estoy bebiendo, mi amor
un poco, como es debido
por que le hace bien al corazón.

Me gusta beber cada noche
volver al arrabal donde he nacido
fumar y fumar esta espesura del tabaco
imaginarme tirado al flujo de los coches
sentirme un poeta malo y desmedido
trastabillando hasta hallar tus brazos.

Estoy bebiendo, mi amor
un poco por que soy un loco
que con ello evade el dolor.

Me gusta sentirte en mi falo
besarte repetidamente el pezón izquierdo
tomarte como un dios por las caderas
libar lo dulce de la vida entre tus labios
endulzar mis letras con tus besos
y sentirte latiendo en mis laderas.

Estoy bebiendo, mi amor
por que me sé juez y parte
de mi propio y cruento corazón.

Me gusta la forma en que me amas
la calma con la que tomas mis huevos
el aliento del que se embriaga tu boca
la destreza con la que deshaces la cama
tus piernas entreabiertas para el sueño
y la manera en que mi nimiedad arropas.

Estoy bebiendo, mi amor
y entre el trago y el tabaco
algo al oído me susurra "Shalom".

julio 25, 2016

A estas horas

A estas horas sigo despierto
y he notado la falta de pintura
sobre el techo de mi habitación de diario
he notado la falta de dios y sus texturas
a pesar de encontrarme ya borracho.

Un cigarrillo me besa la boca
un trago me toma febril de la mano
y comienzo a arrastrar mi propia roca.

Escribo
más por necesidad que por ego
más por saberme un tanto vivo
cuando no estoy entre tus pechos.

Sin embargo soy un hombre vulgar
y en el vulgo la esperanza crece
pero a mí no me va nada bien lo divino
y me temo que aquí todo muere
bajo el peso de la espesa soledad
de hallarme solo conmigo mismo.

Estoy tratando de ser feliz a quemarropa
cuando estoy ebrio y ciertamente a solas
y me falta el calor de tu cuerpo sin ropa
mientras tu lengua en mí dibuja olas.

Dios no me importa tanto si está alejado
y yo sólo quiero tenerte con la constancia
que tiene para conmigo mi fiel trago.

julio 22, 2016

Tranquilo y en calma

Me aterra la forma en que me miras
la facilidad con que me toman tus manos
el ritmo endiablado que tienen tus caderas
y el beso que me prodigan tus labios.

Ya no eres tú la misma
ni yo me embriago de cinismo a diario
eres preciosa y eres orgasmo
y yo de ti soy la palabra precisa.

Yo tampoco soy el mismo
y te beso tan solo como sé hacerlo
a lo gris poeta y a lo hombre certero
tanto en la boca como bajo tu ombligo.

Me aterra saberme aún latiendo
metido en ese sueño entre tus piernas
entre el cobijo natural de tus pechos
entre la continuidad descomunal del beso
que nos repara las mutuas carencias.

Ya no eres tu ni soy yo
y por un rincón de la ventana
se asoma un tercio de dios
cuando duermo tranquilo y en calma.

julio 21, 2016

Me ha dado por beber

Me ha dado por beber
nocturno
solitario
hasta verme embriagado
y tambaleante
taciturno
desde hace ya varios años.

El espejo me mira de frente
cuestiona
especula
me recorre con sus ojos
me taladra
me juzga
con su mirada de loco
en cada arruga.

Soy un hombre miserable
que bebe y fuma
con otros miserables en el parque
mientras le rabia la boca sin espuma
soy un poeta sin gracia
y contra ello
busco desenmarañar lo bello
pidiendo a gritos la eutanasia.

He estado bebiendo
desde hace bastantes años
y a estas horas soy la sombra
de un paraíso lleno de estragos.